Comunícate positivamente contigo mismo

Comunícate positivamente contigo mismo

El diálogo no sólo remite a las relaciones de pareja, trabajo, amistad o familia. El ser humano tiene la capacidad de hablar consigo mismo en un diálogo interno que puede ser constructivo y destructivo. Para tener una comunicación positiva interna intenta potenciar la asertividad en tus palabras.

Aquí algunas maneras de lograrlo:

  • Sé amable contigo

El modo en el que hablas a los demás es un reflejo de la forma en la que te tratas a ti mismo. Las personas muy exigentes con los otros son todavía más duras consigo mismas. Y esta dureza es agotadora cuando se vive un día tras otro. Ser amable contigo supone tratarte con cariño. Recuerda que las palabras son un bonito reflejo de ese afecto que nace de ti y termina en ti.

Cuando te mires al espejo, no dudes en decirte cosas bonitas porque te las mereces.

  • Aprende a perdonarte

Eres tan humano como el resto, es decir, eres una persona con aciertos y con errores. Aprende a perdonarte porque esa es la única forma de no torturarte eternamente por un tema del pasado.

¿Estás desmotivado? Busca cuáles son tus fortalezas de carácter, lo que has logrado utilizándolas. Regálate un elogio. Comunícate, contigo, en positivo. Y, luego, pon tus fortalezas en práctica.

  • Escribe tus pensamientos

La escritura es una de las técnicas más útiles para establecer un diálogo sincero y auténtico contigo mismo porque a través del texto escrito puedes dar una mayor objetividad a un pensamiento subjetivo al sacarlo fuera de ti y verlo con una mayor distancia emocional.

0 Comments