El hombre-araña indocumentado: un acto de bondad que transformó dos vidas

El hombre-araña indocumentado: un acto de bondad que transformó dos vidas

Un acto de bondad que transformó dos vidas:

El pasado sábado 29 de mayo, Mamoudu Gassama, estaba con su novia en Paris, buscando, un sitio para ver la final de la Champions League. Procedente de Malí, llegó a Francia, indocumentado, con el sueño de construir una vida mejor. Y, sí, su vida cambió, pero en escasos minutos. Escuchó los gritos de gente que miraba hacia la parte alta de un edificio, y observó a un niño de cuatro años, que estaba guindado de una mano, de uno de los balcones. Sin pensarlo dos veces, escaló por la fachada de la construcción, hasta el cuarto piso y logró salvar a vida del pequeño. Un acto de bondad, que salvó una vida y transformó la suya, ya que el presidente Emmanuel Macron no sólo lo condecoró, también anunció que le otorgará la nacionalidad francesa y le dará una posición como bombero en Paris.

Los actos de bondad

… Hacen más feliz a quien los hace, que a quien los recibe, puesto que hacer algo amable por otra persona produce el más confiable aumento momentáneo de bienestar.

Uno de sus beneficios es que reduce la ansiedad. Un estudio realizado por la Universidad de British Columbia, reflejó que un grupo de personas ansiosas, que realizaron, al menos seis actos de bondad por semana, mejoraron su estado de ánimo y disminuyeron sus niveles de intranquilidad.

Por otro lado, una encuesta sobre felicidad realizada en el 2010, por Harvard Business School, en 136 países, encontró que personas altruistas, son más felices.

Las personas bondadosas generan 23% menos de cortisol (la hormona del estrés) y ¡su envejecimiento es más lento que el promedio de la población!

La noticia sobre Gassama, y la rápida respuesta de Macron, nos recuerda que en el mundo existen muchos líderes positivos. Algunos son visibles, la mayoría, no. Pero, el impacto que generan, sí lo es. Eso es, lo realmente importante.

0 Comments